JAIMA ÁRABE

VENTA Y ALQUILER DE JAIMAS TÍPICAS ÁRABES A LOS MEJORES PRECIOS DEL MERCADO.

Confeccionadas exteriormente de algodón grueso resistente con motivos árabes variados e interiormente de algodón seda artificial ornamentada en los colores y dibujos elegidos. Se fijan al terreno con mástiles centrales y cabos de vientos de sujeción o con una estructura tubular de hierro galvanizado según el tamaño de la jaima. Este modelo es el tradicional en la cultura Bereber y son idóneas para crear un ambiente exótico en cualquier ocasión, sin perder su funcionalidad.

Características Generales

Estas tipo de jaimas árabes están confeccionadas con algodón grueso resistente, revestidas con los dibujos y motivos elegidos a su exterior con pegamentos soldadores especiales. Para el interior se utiliza como material base el algodón seda ornamentado de color Verde y granate con dibujos y motivos en tono oro, aunque podemos elaborar este interior con otros tipos de tela diferentes y los colores que los clientes nos soliciten. Se pueden elegir entre varias formas, rectangulares, cuadradas, redondas, hexagonales y octogonales y varios tamaños estándar, aunque estamos abiertos a las medidas que el cliente pueda necesitar.

Para la sujeción de la jaima se puede optar por:

1.- La estructura de mástil central con cabos de viento, en esta, según la forma de la jaima se utilizan uno o varios mástil que elevan la estructura a la altura deseada, normalmente de 4,50 a 5 metros, aunque puede variar según el tamaño de la jaima. De varias anillas soldadas a la estructura exterior, se anudan los cabos para que tensándolo fuertemente a unas picas especiales de hierro clavadas en la tierra, se puede asegurar fuertemente toda la estructura con total seguridad.

Este tipo de jaima son muy útiles en zonas de playa, jardín y en fin cualquier terreno no asfaltado, aunque no existiría ningún inconveniente en instalarse en zonas hormigonadas o asfaltadas.

2.- La estructura tubular de hierro, realizada con un anclaje tubular de hierro galvanizado de 40 a 60 mm y 1.10 mm de grosor, dependiendo del tamaño de la jaima, sobre el que se adapta la lona y en donde se prescinde de los vientos en su perímetro exterior y quedando toda la superficie interior diáfana al eliminar los pilares centrales y así aumentar la capacidad útil de la jaima.

Estas jaimas se suelen utilizar más a menudo para dejarla fijas en cualquier terreno duro, aunque son factible de utilizar en otros terrenos con unas obras mínimas de adaptación.